Se trata de tu Formación, de tu Salud, de mejorar tu Vida!!

C

UANDO DESCUBRES TU IKIGAI, NADA VUELVE A SER IGUAL!! 💝

Esta no es una frase cualquiera…todos tenemos un IKIGAI – es el motivo por el que has venido a este mundo, el motivo de tu existir – pero la mayoría de las personas todavía no lo conocen… tu misión más importante en esta vida es descubrirlo…

Está dentro de ti!

👉🏻 Hay personas que no quieren conocerle, a veces puede ser incómodo…

👉🏻 Otras, están muy estresadas cumpliendo obligaciones y su IKIGAI está dentro de ellos, pero no florece, porque necesita que estes en paz contigo mismo para que se muestre.

👉🏻 Otras… prefieren vivir permanentemente en el IKIGAI de otras personas, eso está muy bien, es muy cómodo, solo tienes que hacer lo que te dicen, pero… qué pensarás cuando hayas recorrido la mayoría de tu vida, te sientes frente al mar y pienses… no he vivido mi IKIGAI… ya será demasiado tarde, no habrá tiempo de rectificar…

Creo que es uno de los peores sentimientos que puedes tener en tu vida…

Según la cultura japonesa, que alberga la población más longeva y sana del mundo en la isla de Okinawa, vivir tu IKIGAI, no solo es algo espiritual, que te ayuda a crecer, si no que afecta directamente al estado de tu salud.

Vivir de acuerdo a tu IKIGAI es uno de los actos más importante para mantener tu cuerpo joven y fuerte, mucho más que la genética, que la alimentación, que el ejercicio o el medio en el que vives, es EPIGENÉTICA PURA, que blinda y fortalece tus genes, hace que vivas feliz, hace que tu sistema inmunitario pueda luchar contra las invasiones, que tengas energía plena, que tengas una fuerza sobre natural que te permite hacer lo que sientes durante horas…

El cuerpo se pone al servicio de la mente, de tu motivo ulterior, de POR QUÉ estás aquí… el cuerpo sabe, lo que la mente siente… CUANDO DESCUBRES TU IKIGAI, créeme… NADA VUELVE A SER IGUAL y si todavía no lo has hecho, ponte a ello! es una de las mejores inversiones de tiempo que puedes hacer para cuidar tu vida, cuando vive fuera de tu IKIGAI, la vida es un sufrimiento, el trabajo es una rutina y tus sueños permanecen en tu cabeza sin cumplirse, tu cuerpo comienza a envecejer de forma más rápida, se vuelve débil, enfermizo, doloroso y las funciones vitales de la digestión, limpieza y renovación cada día funcionan más lentas, te duele el estómago, sufres de estreñimiento, inflamación, falta de concentración mental y por supuesto tristeza y apatía.

El cuerpo somatiza lo que la mente piensa, aunque sea de forma inconsciente en su cerebelo, que sabe cual es tu motivo ulterior, tu misión, en definitiva, tu IKIGAI, ese motivo por el cual te levantas por la mañana con ganas de comerte el mundo, de crear, innovar y dar lo mejor de ti a los demás… eso que hace que cada uno de nosotros mejores su cachito de mundo, para crear una mejor vida global.

Ahora lee despacio, las 10 leyes que debes vivir para descubrir tu IKIGAI y dime cuantas de ellas cumples…

1. Mantente siempre activo, nunca te retires:

A medida que avanza nuestra vida, vamos haciendo más las cosas que amamos y menos las que «debemos hacer», abandonar estas cosas que nos hacen sentir bien, que nos motivan, que sabemos hacer muy bien y que ayudan a los demás, porque hemos terminado nuestra vida laboral «oficial», hace que pierdas el rumbo, el sentido de tu vida.

Por eso, no dejes nunca de hacer esas cosas de valor, que te hacen crecer, que dan valor, belleza o utilidad a los demás, ayudando y dando forma a nuestro pequeño mundo, que en definitiva, se unirá al mundo que creen los de demás, así es como mejoran las sociedades y sus pueblos.

2. Tómatelo con calma:

La invitación a la calma, es uno de los mejores consejos que me han dado últimamente… (me lo recordó un hombre sabio y desconocido que apareció de la nada, Ándres, mientras paseaba por la catedral de Burgos – ahora es un buen amigo-), la calma te permite pensar, reflexionar, ver las cosas con perspectiva, te saca del caos y sobre todo, te hace perder el miedo.

La calma te hace fuerte, las prisas te debilitan y minan tu calidad de vida. Observa a los animales, observa a la naturaleza, tienen sus tiempos y solo así pueden escuchar y cumplir su instinto. Hay un refrán que dice «vísteme despacio que tengo prisa», creemos que vivir deprisa nos ayudará a cumplir mejor con nuestras obligaciones, pero al final, cuando termina el día, ni siquiera sabes muchas cosas de las que has hecho… Haz cada acto meditado con presencia.

3. No comas hasta llenarte:
Somos una sociedad en su gran mayoría sobre-alimentada que consumen demasiada energía en digerir alimentos que no necesitamos, un exceso de alimentación influye en nuestra salud, en nuestra respiración, en nuestra tensión arterial, en nuestra energía, aquí «menos es más», si quieres vivir mejor y más años, debes dejar de comer antes de que empieces a sentir la presión en el estómago, cuando lo sientas, ya es demasiado.

Prueba a comer cada día un poquito menos y solo de día, verás el cambio.

4. Rodéate de buenos amigos:
Una charla con buenos amigos es la mejor medicina para el cuerpo y el alma, te hacen reír, te hacen llorar, te aconsejan, comparten tus experiencias y en definitiva te hacen la vida mucho más ligera y agradable, los problemas se vuelven banales, te hacen sentir en un entorno seguro, la clave para activar tu sistema parasimpático y el nervio vago, la magia de la relación social, la magia de la curación.

5. Haz ejercicio físico:
Los seres vivos, no solo el ser humano estamos diseñados para el movimiento, para la lucha, para ponernos de vez en cuando al límite. El cuerpo es de media un 70% agua y el agua si no se mueve se estanca. Es necesario bajar el sedentarismo y activar tu cuerpo, que después a través del sistema nervioso central y sus quimiorreceptores afectará a tu mente y tu energía, estamos diseñados para la acción y la emoción, no para la vida sin estímulos, si quieres crear y desarrollar tu IKIGAI, muévete! ;-))

6. Sonríe Siempre:
La vida es una actitud, muchas de las cosas que te ocurren no está en tu mano cambiarlas, así que lo mejor que puedes hacer es sonreír, puede que no tengas ganas, simplemente abre tu boca hacia los lados, la distensión/contracción de estos músculos faciales estimula el hipotálamo y comienza a segregar oxitocina y endorfinas que hacen que tu cuerpo te duela menos y cambie tu visión de la vida, siempre que puedas sonríe! harás la vida más agradable a los demás y no olvides el privilegio de estar aquí, en este mundo lleno de posibilidades, lo mejor cuando no sepas qué hacer es, Sonreír a la vida!!

7. Conéctate con la naturaleza:
Una de las mejores inversiones que puedes hacer es vivir en la naturaleza, si no puedes hazlo lo más frecuentemente que puedas… sal de la ciudad, descálzate y toma tierra. Siéntate a observar a los animales, mójate con la hierba, respira el aire húmedo y fresco y mira al mar o las montañas, ellos te darán el enfoque que necesitas, la quietud que te da energía, la recarga de pilas que tanto necesitas. la naturaleza no entiende de los problemas humanos… Recuerda: estaba cuando llegamos y se quedará cuando nos vayamos.

8. Da SIEMPRE las gracias:
A tus antepasados, a la naturaleza que te protege, a tus amigos, a tu familia, a las personas que te atienden, a tu mascota, a todo lo que puedas que ilumina tu día a día y te hace sentir que tienes que estar vivo. Dedica un momento del día a dar las gracias, esta palabra crea una conexión en tu cerebelo con tu inteligencia antigua que mejora las fibras de ADN, las células y en definitiva, TU CUERPO Y TU VIDA, pruébalo, da las GRACIAS con consciencia, cierra los ojos, di GRACIAS por [….] y mira a ver lo que sientes…

9. Vive el momento:
El ser humano está diseñado para SER FELIZ, en la sociedad moderna se ha llegado a relacionar este sentimiento con personas que no trabajan lo suficiente, que viven sin hacer nada o que no aportan demasiado y nunca tendrán éxito, se cree en la idea de que para conseguir resultados buenos hay que sufrir… mientras al contrario en las culturas antiguas, la Felicidad es el requisito indispensable para avanzar, crear y mejorar, sin FELICIDAD no hay nada. Realiza tu trabajo centrado en el momento, jugando como los niños, ideando, creando, innovando, mejorando constantemente, lo que nos lleva al otro concepto llamado KAIZEN (mejora continua), el momento es lo que tienes, vívelo Feliz.

10. Sigue siempre, siempre tu IKIGAI:

Todos sin excepción tenemos un don, una pasión, una misión… es lo que da sentido a tu vida y te mantiene vivo, fuerte, sano y sin dolor.

Si ya lo has descubierto… persíguelo! y si todavía no lo conoces, BÚSCALO DENTRO DE TI, pero antes sigue estas 10 leyes para que pueda hablarte, nunca lo descubrirás con prisa, estrés, rigidez, apatía, miedo o tristeza…, a medida que vayas envejeciendo, tu IKIGAI te hablará más fuerte y si no lo oyes, comenzarás a tener dolores difusos por todo tu cuerpo, artrosis/artritis agresiva, enfermedades sin tratamientos precisos que funcionen y envejecerás muy rápido…, estate atent@!!

Puedo decirte… que yo llevo gran parte de mi vida intentando cumplir estas leyes buscando mi IKIGAI y creo que por fin en el último año ya lo he conseguido… ahora todos mis esfuerzos se dirigen a mantenerlo.

MI ÚLTIMO CONSEJO: Nunca dejes que nada ni nadie te aparten de tu IKIGAI, te salvará literalmente la vida.

¿Y tú? ¿sabes ya cuál es tu IKIGAI? 💗

Me encantará saberlo, ponlo en los comentarios!!! 🪄


10 thoughts on “Un Blog con mucho IKIGAI ✨

    1. La vida te lo devolverá Jose Emilio, dar las Gracias crea cambios a nivel celular en nuestro cuerpo, en los fluidos corporales, si la gente lo viera, el mundo sería más amable.
      Eres muy buena persona ✨

  1. Gracias Elsa, hoy me levanté después de muchos días de desánimo, me fui a caminar hice 8 kilómetros en 1,1/2, todo está camino reflexionando y agradeciendo por todo, ahora sentada en una banca después de caminar, vuelves a llegar a mi vida dándome ese empujón que necesitaba y volver a sentir esa emoción de buscarle ese sentido, buscar mi IKIGAI, hoy me levanto con ganas de avanzar, mil gracias Elsa❤️❤️😘😘😘

  2. Querida Mª Luisa,

    Siento que te encuentres así, pero también es verdad que es normal.

    Las personas tan sensibles como tu están pasando en su mayoría por este proceso, ya que es como un proceso post-traumático emocional.
    Todos los meses que han pasado con miedo, incertidumbre, desenfoque mental por demasiados cambios inesperados…. ha provocado un agotamiento muy intenso en el cerebro de personas como tu, yo misma lo pasé. En tu cuerpo ha llegado un momento en el que los tejidos han quedado inundados por hormonas del estrés y tras ello queda esta sensación de desánimo, sin energía mental y física, falta de enfoque de esperanza…

    Lo que has hecho es uno de los mejores métodos para volver a enfocarse y poco a poco sin prisa darse tiempo, además ten la certeza de que volverás a recuperarte. La unión de andar al menos 30 minutos de forma enfocada hace que el cuerpo se conecte con el sistema neuronal y cambie el rele cerebral del sistema simpático al nervio vago.

    Sigue los pasos del IKIGAI, date tiempo, no te exijas demasiado, anda, piensa y haz lo que verdaderamente te gusta, sin sentimiento de culpa…y verás como en unos días recuperas tu energía, tu enfoque y tus ganas de vivir.

    En este proceso muchas personas caen en la “trampa” de la culpabilidad por la sensación de ir muy despacio y la recuperación se para.

    Conclusión:

    . Rutina de andar a diario por la naturaleza, sin prisa pero enfocada.
    . Haz lo que te diga tu cuerpo, lo que más te guste, acompáñate de tu mascota.
    . No tengas prisa, el cuerpo necesita curarse.

    Y…. Come alimentos con proteínas y vitaminas, bebe abundante agua y duerme todo lo que necesites.

    En unos días, todo cambiará!

    Te lo aseguro. 💫

  3. Mil gracias Elsa, estoy poco a poco desatrasandome de el curso y la verdad feliz. Las oelotas son mágicas como lo dices tú, muy agradecida con el aprendizaje y con el empeño q pones tu en todo lo q haces. Un abrazo enorme. Éxitos!

    1. Muchas gracias Beatriz!

      ya verás como a medida que las vayas integrando en tu vida, todavía serán más «mágicas» ya no sabrás vivir sin ellas… es la magia de poder tratarte a ti misma.
      un abrazo muy fuerte para ti también! 💗

    1. no lo olvides nunca,
      tu IKIGAI sea cual sea, será el motor de tu vida, te dará una fuerza desconocida, te dará vida y sobre todo hará que puedas superar todo aquello que te propongas, porque para eso has venido aquí, el universo cree en la vida, en la evolución, en el IKIGAI de cada persona para ayudar a los demás.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: